Conociste a tu cómoda de madera en un mercadillo o tienda de decoración. Una adquisición invaluable que pronto se convirtió en tu mueble favorito. Su apariencia te transportaba a los hogares de la antigua aristocracia y su uso práctico hacía de ella uno de los elementos centrales de tu dormitorio.

Pero entonces, el tiempo hizo mella en vuestra relación y esta fue yendo de mal en peor. Y ahora, antes de que la ruptura sea definitiva, te preguntas si no existe quizás la oportunidad de reavivar las llamas del pasado. ¡Tenemos buenas noticias! Encuentra en esta entrada ideas a través de las cuales podrás renovar tu cómoda de madera.

 

¿Es posible renovar todas las cómodas de madera?

Puedes ser un experto en técnicas como la marquetería o un principiante aficionado al hágalo usted mismo. Lo principal aquí es que estás a punto de darle una nueva vida a tu mueble favorito. Tu objetivo es conseguir un toque fresco y renovado en tu dormitorio sin tener que invertir mucho dinero en ello.

Para esto, la cómoda de madera que elijas tiene que merecer la pena. Lamentablemente, no todas valen para ser renovadas.

En primer lugar, ¿se encuentra tu mueble en buen estado? Tómate el tiempo de revisar detalladamente las condiciones de la madera. Comprueba si los cajones y/o compartimientos aún se abren y cierran con facilidad. Revisa también que no exista rastro de plagas, lo cual se manifiesta, por ejemplo, en la presencia de agujeros.

Piensa también en el estilo de base de tu cómoda de madera. Un mueble lacado, por ejemplo, requiere de un trabajoso proceso de decapado, 

Por lo tanto, evalúa bien las condiciones de tu cómoda antes de poner en marcha tu proyecto.

 

Preparando mi mueble para su renovación

 

El proceso de lijado

Para la renovación de tu cómoda de manera, una preparación previa es imprescindible. En primer lugar se realiza el lijado, proceso que suaviza la textura de los muebles y facilita el proceso de aplicación.

Retira los tiradores y trabaja principalmente con los cajones, lijándolos manualmente con papel de lija fino (grano de 180). Con el lijado se eliminará el grosor extra de la madera que haya sido añadido por el barniz o la pintura. No olvides trabajar también en las partes internas de los cajones.

Te recomendamos, además, que optes siempre por el lijado manual. Las lijadoras eléctricas tienden a dañar las superficies de madera.

¿Se han desprendido algunas piezas pequeñas? Soluciónalo rellenando las grietas con un poco de cola o masilla para madera.

 

El proceso de decapado

 El proceso de decapado funciona sin problemas para muebles barnizados, encerados o en un sinfonier de madera lacada, por ejemplo.

Sin embargo, en el caso de muebles pintados se requiere un paso más dentro del proceso.

Para este proceso utiliza un producto para decapado universal o especial para madera. Aplícalo con un pincel y déjalo actuar por un tiempo antes de eliminar los restos de pintura con una espátula.

Por último, pasa un paño por todo el mueble y limpia correctamente la superficie.

 

El mantenimiento de la madera

Bien puedes encontrarte en Italia, Francia o Inglaterra, en ninguno de estos países te librarás de las tan conocidas plagas de la madera. La presencia de estos intrusos se visibiliza a través de agujeros en la superficie de la madera. 

Una vez hayas completado los procedimientos anteriores y tu cómoda haya vuelto a su apariencia base, trátala con un producto especial. Generalmente, una botella de un litro cubre el mantenimiento de 3 a 5 m².

Sé generoso con la cantidad de líquido que utilices. Te recomendamos aplicar grandes cantidades, preferiblemente hasta que la madera dé señales de no poder absorber más. Esto permite que el producto actúe verdaderamente sobre la madera

 

Los pasos para la renovación de mi cómoda de madera

Tu cómoda se encuentra lista para ser renovada así que, ¡a por ello! ¿Cuáles es el siguiente paso?

 

Aplica dos capas de pintura

Bien utilices pintura, cera o barniz, el procedimiento será el mismo. No te conformes nunca con la aplicación de una sola capa, pese a que a simple vista te parezca suficiente.

La segunda capa garantiza un acabado liso y con mayor resistencia a largo plazo.

Deja que la primera capa se seque con cuidado antes de aplicar la segunda. Asegúrate antes de eliminar con una esponja húmeda el polvo que haya podido asentarse.

 

No olvides lijar entre capas.

Muy diferente al primer lijado que realizaste durante la preparación, este lijado debe ser aún más suave. Realízalo también a mano con un poco de papel de lija y ejecútalo entre las dos capas de pintura o barniz.

Mediante este proceso eliminas las pequeñas burbujas de pintura que hayan podido aparecer tras la primera capa. ¡Así la segunda capa te quedará aún mejor!

Ten mucho cuidado con no frotar demasiado fuerte, no vaya a ser que dañes la pintura que acabas de aplicar.

 

¿Y qué tal un blanqueado con albayalde?

Resalta las vetas de la madera de tu cómoda utilizando este pigmento. Dará a tu mueble el aspecto blanqueado y envejecido que estás buscando. Una técnica perfecta y rápida para renovar tu cómoda de madera. ¡Además, permitirá que destaque aún más su diseño!

Similar a una elegante cómoda en madera de teca, el nuevo aspecto de tu mueble renovado se convertirá en un verdadero viaje.

Se suele preferir la aplicación de esta técnica en especies como el roble o el castaño. En otros tipos de madera, es posible que los resultados sean menos satisfactorios.

Por otro lado, el albayalde se aplica con un pincel o paño. Antes de esto, frota ligeramente con un estropajo fibras de acero. Haz esto en el sentido de la veta de la madera, así facilitas la penetración del producto.

Finalmente, elimina el exceso de la superficie con un paño.

 

¿Y qué tal un barnizado?

 El barniz no es un producto que actúe exclusivamente como una capa protectora trasparente al finalizar el proceso de renovación. Viene en multitud de colores, lo cual nos permite utilizarlo para cambiar la apariencia de nuestros muebles.

En primero lugar, lija y limpia cuidadosamente tu cómoda. Una vez hayas hecho esto, remueve el polvo utilizando un paño. Esto permitirá que la aplicación del barniz sea mucho más eficaz.

¿Un color rojo llamativo, tonos desiguales o un aspecto más neutro?

No importa por cuál de ellos optes, recuerda siempre proteger las zonas que no se vayan a pintar antes de empezar el trabajo.

Retira los tiradores de los cajones, mezcla el barniz y… ¡Ponte a trabajar!

La aplicación del barniz consta también de dos capas. Al frente, a los lados y por encima. Deja que seque completamente antes de darle los toques finales.

Puedes añadir, si lo deseas, unos cuantos dibujos en un color diferente. Te permitirá crear un juego de texturas y embellecerá el aspecto de tu cómoda.

Y, por supuesto, utiliza cinta de carrocero si la crees necesaria para un acabado perfecto.

 

¿Y qué tal un trabajo de madera lacada?

¿Por qué no optar por un bonito lacado para dar una segunda vida a tu mueble? Pensada específicamente para la madera, esta técnica tiene una función protectora y actúa como la perfecta cobertura.

Observa nuestro sinfonier PRAGA para hacerte una idea de las posibilidades que te ofrece el lacado.

Y, claro está, no se puede escapar de los procesos de decapado y lavado previo. Utiliza para este último un poco de lejía diluida en agua.

Da al acabado un aspecto pulido con papel de lija y retira el polvo con un paño húmero. ¡Ya lo tienes!

Aplica, además, una capa de imprimación para que la laca se adhiera con mayor facilidad. Como siempre, lija suavemente después de la primera capa de manera que reaparezca la veta de la madera. Después, aplica la segunda y última capa.

¿Quién iba a pensar que renovar una cómoda de madera sería tan fácil?

 

¿En qué me puedo inspirar para renovar mi cómoda de madera?

 

Céntrate en el color

 Es lamentable que con el paso del tiempo tu cómoda haya adquirido aquellos tonos apagados. Desentonan con el resto de tu decoración, esa para la que has trabajado tanto en busca de una sensación de calidez.

Si quieres dar un nuevo aspecto a tu cómoda de madera sin tener que recurrir a un trabajo demasiado delicado, apuesta por el color.

 

Toma como ejemplo este bonito diseño en amarillo mostaza, que contrasta con el blanco de la pared. O quizás un moderno plateado que combine a la perfección con tu mesita de noche o el arcón a los pies de tu cama. Y lo más difícil… determina si quieres empezar con un único color o prefieres trabajar con una gama de diferentes tonos

De ti depende, además, si eliges diferentes combinaciones para cada cajón o un degradado, un estilo más sobrio pero al mismo tiempo original.

O bien, considera utilizar el mismo color para los cajones y la parte superior del mueble y elige un color diferente para el frente y los laterales.

Una solución ideal y accesible que puedes realizar en un abrir y cerrar de ojos.

 

El espíritu del patchwork

¿Estás considerando un estilo con toque más de fantasía? El juego de texturas y diferentes estampados dotarán a tu cómoda de contrastes.

Opta por tonos dentro de la misma gama o, por el contrario, elige tonos completamente opuestos. Serán perfectos para destacar el carácter de tu habitación.

¡No limites tu imaginación! Es exactamente lo que necesitas para crear muebles completamente hechos a tu gusto.

 

Cajones personalizados

Los cajones son imprescindibles para renovar tu cómoda de madera. Perfecto que hayas pensado en el color con anterioridad, pero también considera realizar algunos cambios en los tiradores.

 

Idénticas o disímiles, modernas o exóticas… Que no se te olvide rellenar los agujeros dejados por los antiguos tiradores si los nuevos que hayas elegido son ligeramente más pequeños.

 

Un look retro

¿Tienes una debilidad por el atractivo del vintage? Es completamente normal, pues es especialmente popular estos días. Una cómoda de madera con un sutil aspecto retro se adecúa perfectamente tanto a un ambiente industrial como a uno moderno.

La única condición es que no se te olvide dotarla de un toque propio.

¿Por qué no aprovechas, por ejemplo, los colores llamativos de los años 60? Un modelo a rayas combinado con un poco de gris, perfecto para rememorar esa gloriosa época.

¡Que no se te olviden tampoco los diseños florales o estampados que rozan lo psicodélico!

 

Plantillas de estarcido

Si lo que quieres es renovar tu cómoda de madera de manera sencilla, considera el uso de plantillas de estarcido. Las encuentras hoy en grandes cantidades y en diferentes tiendas.

Multitud de diseños a la alcance de tu mano: rosas gigantes, estilos floreados, estilos más originales. Un aire a la antigua marquetería decimonónica. Se trata de una técnica sencilla, pues solo necesitas adherir el estarcido al mueble y seguir las líneas del diseño.

¡Un resultado garantizado!

 

Efectos gráficos

 Un estilo a rayas que se adapta tanto al dormitorio como al salón

Mezcla tanto técnicas como diseños que te inspiren para que el resultado de tu mueble cumpla con tus expectativas.

 

La técnica del trampantojo

 ¿Te inclinas por la creación artística? Entonces atrévete a utilizar modelos basados en la técnica del trampantojo. 

 Maletas, libros, relieves de todo tipo… ¡Básate en la técnica del engaño a la vista y crea tu propio efecto llamativo!

 

Vinilos para muebles

¿Es el rollo de vinilo pintado realmente tan anticuado? Al fin y al cabo, es un complemento de diseño que puede encontrarse tanto en paredes como muebles.

Utilízalo para dar un toque diferente y renovado a los cajones, los laterales o la superficie de arriba de tu viejo mueble. La gran variedad de diseños disponibles te permitirá integrarlo a cualquier estilo de decoración.

En lo posible, recurre a vinilos pintados de tipo textil, pues son mucho más suaves y lisos al tacto. Por supuesto, la implementación de un modelo más tradicional facilitará tu trabajo.

Considera que también en este caso debes lijar ligeramente la madera para facilitar su adhesión del pegamento. En caso de que utilices vinilos pintados de tipo textil, extiende el pegamento directamente sobre la zona que vas a cubrir y alísala con un rodillo, por ejemplo.

Si, por otro lado, eliges un modelo más tradicional, aplica el pegamento directamente sobre el papel pintado.

En cualquier caso, asegúrate de cortar antes el papel al tamaño que vayas a ocupar. Te será más difícil obtener un acabado limpio si recortas las piezas una vez estas ya hayan sido adheridas a tu cómoda.

 

Estilos ocultos para renovar una cómoda de madera

La originalidad se esconde hasta en los más mínimos detalles.

Si el frente de los muebles es lo primero que se renueva, considera entonces el efecto sorpresa que puede tener la implementación de un diseño oculto entre los cajones.

Una atención al detalle que seguro dota de carácter a tu mueble.

 

¡Abran las puertas!

Un bonito mueble minimalista, una mesa auxiliar en fibra natural… Sin duda el estilo nórdico se encuentra entre tus favoritos.

¿Por qué no optar por un diseño suave y puro para renovar tu cómoda de madera? Bastará con que retires los cajones y los sustituyas por unas bonitas cestas que darán a tu mueble un toque de autenticidad.

 

Adhesivos que favorecen la originalidad

 Quizá esta sea la alternativa más sencilla de todas para renovar tu cómoda de madera.

Tú decides si te decantas por estampados o una cita especial. Si además eliges pintar tu mueble de un color sólido, te recomendamos evites sobrecargarlo con el estampado. El adhesivo por sí mismo añade bastante al diseño.

Ya solamente te queda aplicar un poco de barniz con un pincel o encerar con un paño para dar a tu mueble un acabado limpio y brillante. Utiliza también aceites con regularidad, pues te ayudarán a renovar el aspecto de tu mueble cuando este lo requiera.

¡Has renovado exitosamente tu cómoda de madera! ¿No será esta una señal para que te embarques en un nuevo proyecto de renovación?