Fabricado esencialmente a partir del hierro, la fundición de aluminio está presente hoy en muchos diseños y modelos de muebles. Al igual que la madera o el ratán, muestra una increíble resistencia al paso del tiempo, a la vez que nos seduce con su delicado aspecto vintage.

Ahora que los días soleados empiezan a ser más frecuentes y la posibilidad de pasar momentos al aire libre está de vuelta, quizás sea hora de que te hagas con un mobiliario de jardín. En él podrás entretenerte o disfrutar tranquilamente de tu tiempo libre. Está en tus manos el darle un nuevo lugar a tus futuras comidas familiares.

Y ya que la fundición de aluminio parece ser de tu preferencia, echa un vistazo a estas ideas y consejos que hemos recopilado aquí para que elijas la mesa de exterior de aluminio que mejor se adapte a lo que buscas. ¿Comenzamos?

 

 

¿Qué es una mesa de exterior de fundición de aluminio?

 

 

La fundición de aluminio es una aleación de hierro con un porcentaje de 2,1 a 6,67% de carbono añadido. Esto a diferencia del acero, que no contiene más que entre el 0,02 al 2%. Este tipo de fundición se distingue por tener una fluidez mucho mayor que permite trabajarla con mayor facilidad y a su vez la hace más resistente al desgaste.

También es posible, en este proceso, que se incorporen otros elementos como: cromo, fósforo o molibdeno, por ejemplo. El fin de ello es mejorar sus características mediante un proceso conocido como hierro fundido aleado.

 

 

¿Qué es una mesa de exterior de fundición de aluminio?

 

 

Convertido en una silla o mesa de exterior, el hierro fundido cuenta con diferentes formas y colores de presentación y se adapta a cualquiera de tus aspiraciones. Bien escojas un color blanco, gris o ligeramente platinado, ninguno te defraudará. He ahí la necesidad de que tomes la debida atención a tu futura elección.

 

 

¿Fundición o forjado?

 

 

Fundición de hierro o hierro forjado… Hierro forjado o fundición de aluminio…

A menudo se cree, erróneamente, que ambos términos se refieren al simple trabajo sobre hierro sin que exista una distinción real. No es el caso.

Por un lado, la fundición demanda un proceso de fabricación mediante el cual el hierro fundido se vierte en un molde para luego enfriarse. Por otro lado, el hierro forjado se trabaja directamente en caliente. Y eso no es todo.

Detrás del término genérico “hierro fundido”, se halla toda una variedad de aleaciones de hierro posibles. Dichos resultados se obtienen mezclando el hierro fundido con diferentes aleaciones, para luego verterse en moldes en los cuales se deja enfriar.

Asimismo, el hierro forjado y el acero son materiales que se caracterizan por ser moldeables y resistentes a la tracción. En cambio, la fundición de aluminio atrae por su resistencia y solidez, hecho que lo hizo uno de los materiales de construcción predominantes hasta el siglo XX. Esto antes de ser relegado a segundo plano por el acero.

El hierro forjado se compone principalmente de hierro al cual se han añadido diversas mezclas de óxido de silicio, fósforo o aluminio, por ejemplo, en pequeñas cantidades.

Muy popular y utilizado a lo largo del siglo XIX, en la actualidad, se emplea principalmente para los accesorios decorativos, bien de interiores como exteriores.

 

 

¿Fundición o forjado?

 

 

En cambio, bastante pesado y propenso a corroerse, el hierro forjado se encuentra hoy entre complementos decorativos, cómodas camas o barandillas de la escalera. Para tu mesa de exterior, te recomendamos por ello la fundición de aluminio, que es mucho más estable y sólida. Así tu mueble estará protegido de los efectos del envejecimiento y solo necesitarás realizarle un pequeño mantenimiento cada cierto tiempo (prepara para ello papel de lija, productos antioxidantes y pintura del mismo color que tu mueble).

Nos atrapará con rapidez su esencia decimonónica, lo que no nos impedirá reconocer su evolución contemporánea y la posibilidad de acabados que esta nos ofrece.

¡Una adquisición imprescindible para quienes buscan muebles de jardín de alta gama!

 

 

¿Dónde coloco mi mesa de exterior de aluminio?

 

 

Ya sea en tu patio o terraza, la posición de tus muebles de exterior de fundición aluminio depende, claramente, del espacio del que dispones. Adquiere en primer lugar la mesa, pues es el elemento central en función al cual distribuirás el espacio. Completa después el conjunto con otros accesorios.

Unos cuantos maceteros por aquí, un bonito balancín por allí. Y si cuentas con el espacio para ello, ¿por qué no agregar una barra de bar?

Decide si tu mesa de exterior de fundición aluminio será exclusivamente para momentos de relajación o ejercerá el papel de la de anfitriona de tus comidas. De esta manera podrás optimizar su disposición, asegurándote de dejar suficiente espacio alrededor para moverse cómodamente.

Finalmente, no te olvides de considerar la posición del sol y procura colocar tus muebles en una zona lo suficientemente sombreada o cubierta. Así disfrutarás de esta zona incluso durante los días con mal clima.  

 

¿En la terraza?

 

 

¡Qué buena idea! Como suele estar situada cerca de tu cocina, reducirás el número de viajes que realizas entre una y otra durante las comidas.

 

 

¿En el balcón?

 

 

No dejes que tu espacio reducido te prive de la oportunidad de tener una mesa de exterior de aluminio. Puedes elegir un bonito modelo redondo, ¡perfecto para tus desayunos en pareja!

 

 

 

¿En el jardín?

 

 

Un perfecto lugar para alternar comidas, discusiones y actividades de ocio… Seguro que hay un rincón de tu jardín al que se acoplará a la perfección.

 

 

¿Bajo un cenador?

 

 

Si en tu exterior son escasas las sombras, esta posición es indispensable. Además, podrás alargar tus debates y conversaciones con total libertad, sin preocuparte por la posición del sol cuando esté en lo más alto.

 

 

¿Bajo los árboles?

 

 

Acompáñala con faroles de papel y guirnaldas de luces para una ocasión especial.

 

 

 

¿Junto a la piscina?

 

 

Unos bocados y luego un chapuzón. Un agradable cóctel que te acompaña mientras sumerges tus pies en el agua… ¡Incomparable!

 

Junto a la piscina

 

 

¿Junto a tu parrilla?

 

 

Si tu barbacoa a gas o carbón no es móvil, una buena idea es que coloques tu mesa de exterior de aluminio cerca de ella. ¡Disfruta del placer de la carne a la parrilla y de las verduras asadas!

 

 

¿En qué me inspiro para elegir mi mesa de exterior de aluminio?

 

 

Una mesa de exterior de aluminio rectangular

 

 

Para las grandes comidas o unos aperitivos improvisados con los que celebres todo tipo de eventos, una mesa de exterior rectangular  seguro te proporcionará el espacio suficiente.

 

 

 

 

Acomoda tus platos más bonitos sobre su delicada superficie vintage y déjate seducir por la delicadeza de sus patas de fundición de aluminio. ¿O quizás te gusta en blanco?

 

 

Una mesa de exterior de aluminio redonda

 

 

¡Aquí un lugar ideal para tomarte el café de la mañana! Opta por la intimidad con una pequeña mesa redonda que se ajustará hasta a los espacios más pequeños.

 

 

 

 

También es perfecta para leer, dibujar o terminar tus trabajos de costura mientras disfrutas del calor del sol.

 

 

Una romántica mesa de exterior de aluminio

 

 

Una bonita mesa cuyos suaves contornos se completan con un tablero de cristal o de mármol, según lo que prefieras…

 

 

¡Sin duda convertirá ese espacio en el lugar más bucólico de tu jardín! Imagínate preparando una deliciosa cena a la luz de las velas. Además, está disponible en tres colores para adaptarse a tus gustos.

 

 

Una mesa de exterior de aluminio moderna

 

 

¿La fundición de aluminio te parece demasiado anticuada? Entonces elige este diseño de mesa redonda y con líneas más sobrias que se adaptan con facilidad a todos tus deseos.

 

 

 

 

¡No encasilles tan rápido a los muebles de exterior de fundición aluminio como exclusivos de ambientes clásicos o antiguos!  

 

 

Una mesa de exterior de aluminio antigua

 

 

Como salida de un café vintage, esta mesa de exterior de aluminio es una verdadera incógnita, con su delicado pie de mesa y el alto contraste que tiene con su tablero.

 

 

 

 

¡No lo pienses más y dale un nuevo lugar al café de media tarde o a las improvisadas partidas de cartas!

¿Un añadido extra? Cuenta con un pie de mesa disponible en varios colores y un material cuyo mantenimiento ya ha sido realizado, ahorrándote así el trabajo.

 

 

Una mesa de exterior de aluminio artesanal

 

 

Para aquellos que sueñan con piezas únicas que no se encuentran en todos los interiores, la mesa de exterior de aluminio artesanal es la elección perfecta.

 

 

 

 

Confía en el trabajo de nuestros experimentados artesanos, quienes saben integrar las nuevas técnicas e inspiraciones del momento sin abandonar nunca su excepcional conocimiento, que han mantenido por ya varias décadas. El resultado son unos muebles que se asemejan a una verdadera obra de arte y cuya notable calidad hará que permanezcan a tu lado a través del tiempo.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para discutir tu nuevo proyecto decorativo con más detalles.