El espacio exterior por excelencia, diseñado para funcionar como una verdadera extensión del interior de tu hogar, la terraza, vuelve ya pronto a tomar el protagonismo de tus noches con la llegada del buen tiempo. Un rincón ideal en el que te alejas de todo y cuya comodidad te recibe equipada por sus colores, naturaleza y ese estado de serenidad y relajación que crean una terraza de ensueño. 

Alfombras desiguales, materiales naturales, líneas suaves y comodidad… diferentes y variadas ideas y colores que te prometen momentos inolvidables. Aprovéchate de esta decoración cargada de buen rollo y sigue nuestros consejos.

 

 

¿Cómo diseño mi terraza de ensueño?

 

Prioriza la creatividad.

El efecto de los colores y los diferentes revestimientos del suelo se mezclan para ayudarnos a delimitar las diferentes zonas y distribuyen el espacio de nuestra terraza de la mejor manera posible. Un espacio para el salón en el jardín, otro para la zona del comedor y un poco más allá un rincón lleno de vegetación y suavidad.

Ahora bien, en caso de que no cuentes con tanto espacio, te recomendamos privilegiar las zonas de descanso y la comodidad por sobre todas las cosas. Hazte para ello con muebles y accesorios, quizá en menor cantidad, pero cuidadosamente elegidos. ¡Un conjunto bien preservado para ser la envidia de todo el vecindario y convertirse en tu refugio lounge para disfrutar de frescura y serenidad!

 

 

¡El foco está en el suelo!

 

Ha llegado la hora de decir adiós a aquellos suelos sin gracia y descuidados. Lo de hoy es tomar en cuenta aquellos elementos especialmente decorativos. Un suelo bonito, natural y contemporáneo que de a tu terraza un nuevo aire.

Entre las opciones disponibles, considera:

 

  • Madera maciza o de PVC. Por lo general puedes elegir entre tablas o baldosas para colocar.

 

  • Azulejos o piedra, cuyo mantenimiento te garantice su máxima duración.

 

  • Césped artificial, perfecto para tus pequeños paseos con los pies sobre la hierba.

 

  • Alfombras de exterior, diseñadas especialmente para resistir las inclemencias del mal tiempo.

 

 

 

Vistiendo las paredes

 

¡Has elegido un suelo excepcional! Pero entonces levantas la vista y ves esas paredes ligeramente descoloridas… se te rompe la burbuja y abandonas el sueño.

 

Vistiendo las paredes

 

Arreglar tu terraza también implica prestar debida atención a tus paredes y para ello puedes:

 

  • Darles una buena capa de pintura que de color y renueve su apariencia. Piensa también en algún tipo de revestimiento que le dé más textura.

 

  • Una tela estirada, perfecta para aquellos ambientes bohemios.

 

  • Un revestimiento de madera o de materiales compuestos.

 

 

  • Un revestimiento mural de piedra, para un toque chic

 

 

 

¿Un toque de iluminación?

 

La iluminación no está pensada exclusivamente para el interior. Bien si te gustan las lámparas de mesa  o prefieres las lámparas de techo de gran tamaño en el interior. Cualquiera que elijas, seguro que sabes apreciar el detalle de las lámparas de pared, las guirnaldas de colores o los numerosos faroles colocados por aquí y por allí para multiplicar los puntos de luz. 

 

¿Un toque de iluminación?

 

Elige tu iluminación pensando en las limitaciones que tiene el uso exterior. Y añade unas cuantas velas para complementar. Verdaderamente mágico.

 

 

¿Cómo me protejo de las miradas curiosas?

 

Te encuentras con algunas en los puebles, pero es posible que la ciudad sean todavía más comunes. Por esta razón es imprescindible crear un espacio íntimo y exclusivo en el cual puedas disfrutar del exterior con tranquilidad.

Te recomendamos para ello la vela de sombra, disponible en variedad de tamaños diferentes y con el añadido de que te proporcionará un buen punto de sombra. Tanto en forma de triángulo como cuadrado, ¡incluso aquellas que se superponen entre sí!

 

¿Cómo me protejo de las miradas curiosas?

 

Para espacios más pequeños puedes optar por pantallas en forma de abanico o cañizos de fácil instalación. En terrazas más grandes puede caber un seto artificial o una pantalla vegetal de bambú, brezo o cualquier otro arbusto frondoso.

¿Tienes una terraza bastante espaciosa o incluso un gran jardín? Entonces es tu oportunidad de adquirir un gran árbol o una pérgola que decorarás con varias plantas trepadoras.

 

 

Lo esencial para mi terraza de ensueño

 

Zonas definidas ¡listo! Materiales que favorecerán tu espacio ¡sí! Lo único que te queda es amueblar para crear tu terraza de ensueño.

Además de los clásicos, hoy en día muchos muebles inspiran sus formas directamente en el estilo de mobiliario de interior. Perfecto para ese efecto de armonía interior/exterior que estamos buscando.

Para la lista elegimos piezas originales y algunos accesorios dispuestos para acompañar y conjuntar con otros de aspecto más básico.

 

 

Balancines nido

 

Un balancín nido de ratán, un libro abierto en tu regazo y una bebida fría sobre una pequeña mesita auxiliar.

 

 

Una imagen perfecta que acompañada de vegetación y naturaleza creará un espacio exótico solo para ti y tus momentos en soledad.

 

 

Una mesa de centro

 

Encontrarás desde los modelos más clásicos, una combinación de aluminio y ratán sintético hasta aquellos diseños en resina lacada blanca.

 

 

Con o sin tapa de cristal, redonda o rectangular, permite que la mesa de centro que elijas se adapte a tu decoración con facilidad. De ello depende el éxito de tus tardes de tapas con amigos.

 

 

Cojines y mantas

 

Buscas crear un ambiente cálido y cómodo. ¿Qué necesitas? Cojines con diferentes motivos y formas para darle un toque bohemio a tu espacio.

 

 

Una barbacoa

 

Una barbacoa, sí, pero preferiblemente una eléctrica para evitar las molestias de tus vecinos en el edificio.

Elige una  que sea móvil para poder manejarla con total tranquilidad antes de comenzar la fiesta en compañía de tu pequeña familia.

 

 

Una fuente o estanque

 

Esta no es una idea que todo el mundo puede permitirse, pero que seguro fascinará a tus invitados.

Si la creación y el mantenimiento de un estanque te asusta, quizá lo mejor sea adquirir una bonita fuente de fundición de aluminio. Blanca, negra o verde, el color que desees, pero asegúrate de darle un cuidadoso mantenimiento para una vida útil óptima.

 

 

Una variedad de maceteros

 

Aquí no necesitas contenerte. Tienes disponibles para ti tanto jardineras como tinas y maceteros de colores en los cuales caben 1001 variedades y 1001 aromas.

 

Una variedad de maceteros

 

Si el espacio te lo permite, atrévete a crear un pequeño huerto en el que dejes crecer tomates, fresas y rábanos a la luz del sol. Reserva un rincón para hierbas y el resto dedícalo a los colores más vivos y a una infinidad de flores.

 

 

¿En qué puedo inspirarme para diseñar mi terraza de ensueño?

 

 

La marea

 

Blanco, azul, madera natural y nada más.

Para este ambiente te recomendamos cortinas ligeras, suspensiones tejidas y muebles crudos, apenas trabajados. Un bonito espejo para reflejar la luz y unas cuantas conchas decorativas deberían bastarte para salir al mar.

 

 

El elemento central: Una tumbona doble de colores claros para pasar en ella un momento de relajación juntos.

 

 

Lo gypsy chic

 

¡Un verdadero aroma extranjero combinado con esas plantas exóticas y cojines estampados! Para amueblar tu terraza bajo el estilo gypsy chic, utiliza madera natural y grandes alfombras de colores.

 

 

El elemento central: una mesa de centro redonda y trenzada, combinada con sofás de diseños disparejos.

 

 

El escandinavo

 

Mientras que el estilo gypsy chic se decanta por los colores cálidos, el ambiente escandinavo favorece los tonos neutros, como el blanco o el gris. Junto a unos mullidos sillones, coloca una mesa de centro moderna y completa el conjunto con una manta para las tardes más frescas y unos bonitos cuadros, mejor si estos últimos no combinan entre sí.

 

 

Puedes utilizar vinilos o baldosas con dibujos para distribuir el espacio de tu terraza, que también debería contar con madera natural.

El elemento central: crea tu propio salón exterior de color marfil en el cual pasarás el rato junto a tu pequeño grupo.

 

 

Una guinguette

 

Una palabra clave: ¡simplicidad! Para este estilo preferimos un mobiliario sobrio, de líneas tradicionales y equipado con paneles de madera y decoración reciclada.

 

 

El elemento central: ¡Una guirnalda de luces de colores para dar un toque de autenticidad a tu ambiente!

 

 

Lo exótico

 

Tu viaje al fin del mundo comienza con la elección de la madera: exótica y asociada lo más posible a la vegetación. Atrévete a crear un pequeño y relajante estanque en el cual colocarás algunas carpas koi o un jardín seco de estilo japonés.

 

 

El elemento central: ¡una barra de bar de bambú o un sofá de exterior de ratán, para terrazas más grandes!

 

 

¿Cómo embellecer mi terraza de ensueño para este verano?

 

Para que tu terraza luzca lo mejor posible, te recomendamos que consideres flores, objetos para tu relajación y estatuillas decorativas con formas de gnomos de jardín, animales, Budas, etc. Todos elementos que han encontrado un lugar entre tu decoración.

Solo nos queda agregar un detalle extra para completar tu terraza de ensueño.

 

 

Colocando faroles

 

Cálidos y románticos, y bastante asequibles sin importar el modelo. Usa tu creatividad y anímate a hacerlos tú mismo; deja que la atmósfera luminosa realce todas tus tardes de verano.

 

Colocando faroles

 

 

Atrévete a reutilizar

 

Ten cuidado y no vayas a tirar lo que ya tienes. A menudo se olvida, pero muchos materiales pueden ser reutilizados para crear tu terraza de ensueño.

 

Un salón exterior hecho de palés

 

Así, los tarros se transforman en macetas y las cajas de vino, fruta y verdura dan lugar a los sorprendentes maceteros. Con un poco de ingenio un bidón de aceite puede convertirse en una mesa de centro y los palés de madera repintados y con los accesorios adecuados pueden convertirse en un sofá 100% hecho a tu medida.

 

Un salón exterior hecho de palés

 

También puedes dejar que tu creatividad hable por sí misma. Participa de un taller de manualidades con tu familia y amigos en el que trabajes y te diviertas al mismo tiempo.

Instala un práctico aparador para evitarte las idas y venidas, un poco de música y ya está. Solo te queda disfrutar de esta habitación extra en tu exterior.