Un espacio exterior exuberante que contrasta con el celeste de una tranquila piscina de brillante superficie. Una suave brisa, una refrescante bebida y una cama balinesa con suaves cojines. Puede no estés de vacaciones en el fin del mundo, no has salido siquiera de tu propio jardín, pero la ilusión es la misma.

Y todo es gracias a esa cama balinesa que acabamos de mencionar. Después de haber inundado las playas privadas de lujo y el área de la piscina en el hotel más bello, viene a hacerse un lugar en nuestro jardín y nuestro espacio exterior. ¿Cuál es el plan? ¡Un momento de relajación, por supuesto! Pero también buscamos evocar esa sensación de un viaje que satisfaga todos nuestros deseos por un cambio de ambiente. Entre la total ociosidad y algunos pequeños accesorios prácticos, ¿cuál es la cama balinesa ideal para ti?

 

 

¿Qué es una cama balinesa?

 

Algunos la comparan a la cama balinesa con la cama con dosel, ¡y no se equivocan! Generalmente elevada del suelo para facilitar la limpieza y evitar la humedad, la cama balinesa cuenta con una estructura de madera maciza, aunque en los últimos años han aparecido modelos de nuevos materiales.

 

 

En definitiva, una aliada esencial para tus futuros momentos de relajación.

 

 

Rodean su estructura, incluso en el techo, cortinas ligeras u opacas a través de las cuales se filtran el viento y la luz, protegiendo a sus ocupantes de los agresivos rayos del sol.

En definitiva, una aliada esencial para tus futuros momentos de relajación. Siempre y cuando tengas el espacio suficiente para situarla en tu jardín. Caso contrario, deberás buscar otras alternativas que te permitan crear la terraza de tus sueños.

 

 

Tu cama balinesa: ¿dentro o fuera?

 

Habitualmente la encontramos al aire libre, junto a la piscina, por ejemplo, para disfrutar de ese ambiente lounge o entre la blanca arena  cerca a las olas cristalinas del mar. Sin embargo, no es imposible hacerle un hueco a la cama balinesa dentro de nuestros hogares.

 

 

Tu cama balinesa: ¿dentro o fuera?

 

 

Siempre y cuando la construcción de tu techo se encuentre a una buena altura, la estructura de madera y las ligeras cortinas que rodean a tu cama balinesa reforzarán la elegancia de tu habitación, a la vez que acentúan esa sensación de refugio. Un mueble cuyo precio quizá te obligue a pensar un poco al respecto, pero de cuya adquisición no te arrepentirás una vez lo adquieras.

 

 

Los materiales

 

La cama balinesa suele ser de madera, acero o aluminio, aunque el ratán sintético se está imponiendo poco a poco gracias a su flexibilidad y resistencia. La elección de los materiales es la que determina la estética final de tu decoración exterior y, por supuesto, el precio.

 

 

Madera

 

Amantes de la cama balinesa tradicional, ¡déjense tentar por el encanto de la madera! Sólida, resistente y delicadamente exótica, aquí la estructura de madera maciza contrasta con esas ligeras telas que se mueven con el viento.

Un ambiente bohemio y propicio para el descanso, como una verdadera pausa al otro lado del mundo.

 

 

Metal

 

Si bien la cama balinesa de acero o aluminio destaca por su ligereza, es igualmente reconocible por sus modernas curvas que le permiten encajar en ambientes más minimalistas o de diseño. La falta de calidez del material se compensa fácilmente añadiendo cojines de colores vivos, por ejemplo.

Los toldos tradicionales pueden ser sustituidos por materiales más técnicos y versiones fijas que pueden abrir y cerrarse según tus necesidades. De esta manera podrás controlar de forma óptima la cantidad de luz y sombra que necesites.

 

 

Ratán

 

Que no nos extrañe que ahora los sillones, muebles de exterior o camas balinesas sean elaborados con ratán sintético. Versátil y duradero, este material comparte características con el metal, del cual toma prestada la resistencia y la madera, de la cual copia la calidez y el aspecto tradicional.

La cama balinesa de ratán sintético, además de contemporánea, está disponible en gran variedad de colores y se adapta a todo tipo de decoración exterior.

 

 

El estilo

 

Esencialmente, la cama balinesa se caracteriza por tener un diseño minimalista solo realzado por algunos detalles en los que se refleje su autenticidad. No obstante, esto no impide que existan una gran cantidad de estilos para complacer todo tipo de gustos.

 

 

La aventura de descubrir los confines del fin del mundo

 

 

¿Te sientes atraído por el estilo escandinavo? Opta por una estructura de madera clara y unos bonitos y suaves cojines de colores neutros. Para una decoración estilo loft industrial te recomendamos una estructura metálica complementada con revestimiento de cuero o un colchón de color oscuro.

Y si lo que buscas es un cambio total de ambiente, recurre a la madera oscura combinada con cortinas de color claro. Esta combinación entre el verde de tu jardín te transportará hacia la aventura de descubrir los confines del fin del mundo. ¡Buen viaje!

 

 

Los pluses

 

Para mayor comodidad, funcionalidad y facilidad de mantenimiento, la cama balinesa te ofrece unos cuantos pluses que aumentan el placer de su uso. Entre ellos destacamos particularmente:

 

  • Los reposapiés y respaldos modulables individualmente. Perfectos para adecuar tu espacio a voluntad sin importar lo que quiera tu vecino.
  • Toldos plegables, fabricados con telas especialmente elegidas para resistir los rayos UV o la humedad. En algunos modelos se prescinde completamente de ellos para ajustarse a tu rutina de bronceado.
  • Pequeñas estanterías extraíbles que se deslizan entre la cama. Disponibles en modelos de alta gama. Podrás colocar en ellas tus revistas y tu limonada fresca que siempre acompaña tus momentos de relajación.

 

Además, sus fundas son impermeables y se pueden lavar en la lavadora, por lo que no deberás preocuparte en exceso por su mantenimiento Disfruta de tu total tranquilidad.

 

 

Una cama balinesa a mi imagen y semejanza

 

 

La clásica

 

Una sobria estructura de aluminio lacado en blanco, cortinas laterales ajustables y cojines personalizados. Y una veintena de colores para todos los gustos.

 

 

 

 

Compleméntalo con una bonita mesa auxiliar exterior  y disfruta.

 

 

De diseño

 

¡Un modelo que no encuentras en cualquier exterior!

 

 

 

 

Apreciamos su atrevida estructura geométrica y su toldo hecho a medida para garantizarte una protección óptima. La sobriedad de la estructura de su resina contrasta, además, con las telas elegidas para tapicería, disponibles en diferentes colores.

 

 

Redondo

 

¿Y por qué no un poco de curvas? Si el espacio te lo permite, déjate tentar por este modelo de ratán sintético y su toldo ajustable

 

 

 

 

Juega, además, con los diferentes modelos de tela y patrones para cojines y consigue que tu cama balinesa combine con el resto de tu decoración.

 

 

Un cubo

 

Para los amantes de la excentricidad, esta cama balinesa de ratán sintético representa un verdadero aporte a la innovación

 

 

 

 

Disponible tanto con como sin cojines, ¡traemos para ti la máxima comodidad!

 

¡Camas balinesas para todos los gustos y estilos están esperando por ti en Decoración Beltrán! Contacta con nuestro equipo ante cualquier consulta o petición especial.