El problema del espacio, siempre igual. No importa de cuánto dispongas, nunca parece ser suficiente. Rápidamente tus accesorios, utensilios y objetos pequeños se van acumulando hasta sobrecargar tu ambiente. ¡Y tú que buscabas una decoración sobria y desenfadada! Pero calma, que optimizar la decoración de un interior pequeño no es tan difícil.

Antes de que te resignes a rodearte de grandes y voluminosos muebles, antes siquiera de que te plantees la opción de mudarte, te mostraremos que cuentas con una gran cantidad de soluciones a tu alcance. Con ellas, podrás aprovechar al máximo cada metro cuadrado de tu hogar. Empieza, por ejemplo, colgando tus utensilios de cocina a la pared y termina transformando tabiques en unidades de almacenamiento tamaño XXL. O coloca estanterías alrededor de los marcos de las puertas. ¡Qué buenas ideas!

 

 

¡Las 5 claves para optimizar un interior pequeño!

 

 

Favorece el uso de muebles multifuncionales

 

Puesto que es esencial que puedas movilizarte sin problemas entre las distintas habitaciones de tu hogar, olvídate de contar con una gran cantidad de muebles y opta por diseños de 2, o incluso 3 funciones en 1. Escoge, por ejemplo, una mesa de televisión equipada con columnas que podrás convertir en tu biblioteca. O un moderno asiento que cuente con espacio para el almacenamiento y una estantería vertical a la cual agregues perchas que amueblarán muy bien tu recibidor.

Lo principal para la decoración de un interior pequeño es que no se pierdan la practicidad ni la fácil circulación en tu espacio. ¡Ni la estética, si fuera posible!

 

 

Aprovecha los puntos más bajos

 

Si bien disfrutas vivir bajo un techo porque te garantiza el beneficio de la altura y una vista sin obstáculos, a la hora de amueblar puede que las cosas se compliquen. Para optimizar la decoración de un interior pequeño, no olvides aprovechar la configuración particular de las habitaciones de tu hogar. Sitúa la mayor cantidad de muebles en el punto más alto de la habitación y crea un rincón de lectura con asiento y/o muebles pequeños en los puntos más bajos.

Si no crees que el espacio es lo suficientemente cómodo para aprovecharlo, haz de él un rincón de almacenamiento práctico en el cual dispongas tus maletas, objetos para la playa y todo aquello que solo utilices ocasionalmente.

 

 

Toma ventaja de la altura

 

Cuando te falte espacio en el suelo, mira hacia el techo. Las estanterías de pared de diferente tamaño, material o color son una gran alternativa a los muebles de pie.

 

 

Toma ventaja de la altura

 

 

En los interiores con techos altos también serán útiles las estanterías colgantes. Ideales para proporcionar un espacio extra de almacenamiento sin que todo pese.

 

 

Utiliza el espacio bajo la escalera

 

Cajones, estanterías, armarios ocultos… ¡Somos partidarios del almacenamiento cuidadosamente organizado bajo la escalera! Y no se trata en absoluto de convertirlo un cajón de sastre en el cual debas luchar por encontrar el objeto más pequeño.

 

 

Utiliza el espacio bajo la escalera

 

 

Optimiza el almacenamiento para que sea lo más eficiente posible. Ordena tus cosas en función de la frecuencia con la que las utilizas. Y si es posible, utiliza un material similar al de tu escalera que te permita crear una agradable armonía estética.

 

 

Estructura tus espacios

 

Salón, comedor, cocina… ¿Tu piso tiene solo una habitación para cumplir una multitud de funciones? Más que particiones duras como los tabiques, te recomendamos las divisiones visuales que te permitan moverte libremente entre los diferentes espacios.

 

 

Estructura tus espacios

 

 

Esto puedes lograrlo a través de estanterías, un gran librero o simplemente jugando con los diferentes tipos de revestimientos (papel pintado, por ejemplo) para estructurar cada espacio según la función que le asignes. La solución perfecta para dar una sensación de diversidad y que te dará la impresión de contar con aún más espacio en la decoración de un interior pequeño.

 

 

Un salón minimalista

 

Tu reto ante un salón para la decoración un interior pequeño es no saturar el espacio.

La clave está en reemplazar ese gran sofá rinconeras por un pequeño sofá de 2 plazas o incluso un ingenioso conjunto de sillones y pufs que te servirán para las tardes con amigos. En vez de una imponente mesa de centro, opta por una bonita mesa de madera que puedas hacer a un lado sin dificultad aquellas ocasiones en que tengas visita y necesites montar una cama adicional.

 

 

Un salón minimalista

 

 

Puedes crear espacios de almacenamiento con estantes encima del radiador sobre los cuales coloques algunos elementos decorativos. No dudes en guardar tus mantas, ropa de invierno o ropa de casa bajo el sofá y, si te es posible, opta por armarios esquineros o aprovecha tu falsa chimenea y conviértela en un bonito librero desestructurado.

¿El último truco? Mantener un estilo de decoración sobrio y puro, que se integre con toda sencillez en la tendencia minimalista.

 

 

Un salón comedor cargado de matices

 

¿Quién dijo que un comedor pequeño no podía convertirse en un espacio para la convivencia o incluso en un reflejo de tu gusto por el interiorismo?

Para optimizar la decoración tu interior pequeño, te recomendamos el uso de colores claros tanto para las paredes, como para los muebles. Los tonos neutros contribuyen a esa ilusión de una habitación más grande, cuyo dinamismo reforzarás incluyendo pequeños toques de color por aquí y por allá. Eso sí, no vayas a exagerar.

 

 

Tu familia y tú sentados alrededor de una mesa redonda

 

A la hora de la comida, tu familia y tú podréis sentaros alrededor de una mesa redonda en la que quepan más sillas o una mesa extensible complementada por un bonito asiento tapizado.

Elige cortinas ligeras. Preferimos aquellas de materiales suaves que dejen a luz filtrarse sin crear una sensación de agobio.

Y ya que lo hemos traído a colación, ¿qué pasa con la luz? Una bonita lámpara de techo como foco de luz principal, complementada por una o dos lámparas para una iluminación indirecta. Eso bastará para que tu salón comedor se convierta en un agradable refugio.

 

 

Una cocina multifuncional

 

Una cocina multifuncional es aquella donde los armarios, equipados con puertas corredizas, no alteran el orden del espacio. O aquella en la cual el interior de sus cajones se optimiza de acuerdo con los utensilios que encuentres en el lugar.

Una vez más, utilizaremos la altura del techo a nuestro favor, porque sabemos que el almacenamiento en la pared accesible a través de una bonita escalera puede dar un encanto particular a tu habitación. Si esto no fuera posible, escoge un librero que cumpla la función de armario de cocina. Deja platos, tarros y pequeños electrodomésticos expuestos a la vista de todos.

Y si eres fan del minimalismo para la decoración de un interior pequeño, la cocina puede acomodarse como un agradable y bien organizado bazar, lo que la hará dinámica y la llenará de vida.

 

 

Una cocina multifuncional

 

 

Termina instalando una barra en la pared y cuelga en ella tus ollas, sartenes y tazas para el desayuno. Y quizá reserva entre medio un espacio para una pizarra en la cual puedas anotar la lista de la compra o mensajes diarios para toda tu familia. Práctico, ¿no te parece?

 

 

El almacenamiento oculto en el dormitorio

 

Optimizar el espacio en un dormitorio pequeño requiere de mucho ingenio. Para una habitación de 10 metros cuadrados o menos, quédate solo con lo esencial, sin olvidar la respectiva ornamentación, por su puesto.

Esto incluye una cama, preferiblemente de 140 x 190 cm, una mesita de noche y algo de espacio para guardar tus cosas.

Sin embargo, puedes valerte de algunos trucos, como adquirir una cama con cajones para almacenamiento o con espacio libre entre el somier y el suelo. Un espacio entre el cual te quepan varias cajas organizadoras.

 

 

El almacenamiento oculto en el dormitorio

 

 

En dormitorios pequeños, además, te recomendamos prescindir de somieres imponentes. No dudes, sin embargo, en adquirir cabeceros funcionales con iluminación integrada y una hornacina en la cual puedas almacenar tus libros de cabecera y esos pequeños objetos esenciales a la hora de despertar.

¿Te sientes atraído por las camas puente? Excelente idea, en ellas se mezclarán fácilmente tu sueño y tus necesidades de almacenamiento. A menudo encontrarás integrada una pequeña luz o enchufe en el cual cargar tus dispositivos preferidos.

Y si el espacio disponible en tu cómoda de madera o tu armario es insuficiente, considera las estanterías de pared en donde puedas almacenar cajas con la ropa fuera de temporada.

 

 

Un cuarto de baño inteligente

 

Un baño pequeño exige el espacio suficiente para respirar, y esto se consigue, a menudo, a través de la elección del color. El blanco, por supuesto, pero lo ideal es combinarlo con otros tonos más vivos. Quizá un poco de amarillo, naranja o verde, muy naturales, tendrán un bonito efecto.

De acuerdo a tus preferencias puedes dejar las paredes inmaculadas pero contrastarlas con un suelo más oscuro o con un bonito azulejo estampado.

 

 

Un cuarto de baño inteligente

 

 

Elige muebles sencillos y poco profundos, hechos con materiales naturales que refuercen el aspecto cálido del conjunto.

En cuanto a las posibilidades de almacenamiento, te recomendamos aquellos toalleros para colgar detrás de la puerta, las bandejas para bañera o las escaleras que funcionan como estanterías. Un bonito techo de cristal te ayudará a estructurar el espacio y ¡ya lo tienes!

 

 

Un cómodo espacio de trabajo

 

Montar tu propio rincón como oficina cuando no tienes una habitación especial para ello es, en realidad, mucho más fácil de lo que parece.

Puedes utilizar un escritorio de esquina que llene el espacio que de otra manera se perdería en tu salón. O quizás una mesa estrecha encajada en tu dormitorio o un tablero fijado mediante soportes a la pared. No olvides agregarle unas cuantas estanterías en la parte superior para disponer de tus archivos y papeles.

Y desliza una o varias cajas organizadoras bajo el tablero para tener siempre a mano el material que necesites.

Una mención especial a aquellas cajas de almacenamiento con ruedas.

 

 

Un cómodo espacio de trabajo

Un cómodo espacio de trabajo

 

Si echas en falta la luz natural, instala un aplique que te ofrezca una iluminación práctica sin ocupar demasiado espacio. En cualquier caso, no descuides la calidad del asiento, silla, sillón o taburete que vayas a elegir, pues de ello dependerá tu productividad.

 

 

Un práctico recibidor

 

El recibidor de tu casa o piso no es un ambiente que debas descuidar. Es, además, el que marca el tono del resto de tu decoración y el primero sobre el cual se muestran muchas de las ideas que has puesto en marcha para aprovechar al máximo cada rincón disponible en tu hogar.

 

 

Un práctico recibidor

 

La idea es que hagas de este espacio lo más grande posible, sin obstruir el paso de los habitantes. A nuestra mente vienen diseños de consolas con múltiples opciones de almacenamiento, muebles estilizados y asientos o baúles en los cuales guardar todos tus objetos. También un espejo XXL para crear la ilusión de profundidad o perchas elaboradas que no requieran de un mueble adicional.

Una alfombra para la suavidad por aquí, algunas unidades de almacenamiento repartidas alrededor de la puerta de entrada. No hace falta mucho para que tu espacio revele todo su potencial.

 

¿Y si resulta que al final tu hogar no es tan pequeño como parece? ¡Mejor! Da rienda suelta a todos tus deseos y compra esos muebles en los que tanto has estado pensando. Recuerda, por supuesto, siempre analizar cuidadosamente tus opciones. Son infinitos los trucos que existen para optimizar la decoración de un interior pequeño, así que estamos seguros de que en tu cabeza se está cociendo ahora más de una idea.

Solamente te queda ponerte a ello, pues seguro que quedan muchos rincones en tu hogar que aún no has explotado.